En situaciones extremas, el ser humano puede ser impredecible. Puede vaciar los estantes de papel higiénico de un supermercado en un tiempo récord o sacar todo su potencial solidario y creativo, y ponerlo a disposición de quien lo necesite, sólo por el placer de ser útil. Y esto es, precisamente, lo que ha ocurrido en nuestro centro el viernes pasado con la iniciativa que nos ha propuesto Bego nuestra limpiadora, una vez que nos comunicaron que la PCR de nuestros alumnos y sus profesores de Educación Infantil habían sido negativas. De su puño y letra escribió unas hermosas palabras de ánimo y solidaridad para todos los niños de Educación Infantil y sus maestros.
Además, nos ha propuesto hoy, que le diéramos un aplauso de bienvenida como homenaje al valor y responsabilidad que tanto alumnos, familias y maestros han tenido en el periodo de confinamiento. Iniciativa venida del corazón de nuestra querida Bego, a la cual hoy la conocemos además de por su profesionalidad como buena trabajadora, por su calidad humana de buena persona.
! Muchas gracias Bego, por tan gran iniciativa¡¡
Enhorabuena a los alumnos de Educación Infantil, a sus familias y a sus maestros por su gran comportamiento en el periodo de confinamiento.
Ya solo nos falta nuestra profe de religión.
¡Mucho ánimo Ana, te estamos esperando!